Yosolo Conocer España, lugares patrimonio de la humanidad

Patrimonio de la Humanidad en España

España, fundada sobre una consecución de culturas ibéricas, celtas, griegas, romanas, árabes, musulmanas y la cristiana, se ha convertido en una tierra multifacética que ostenta el privilegio de ser uno de los destinos turísticos más visitados en el mundo; el segundo después de Francia.

España, es un país con gobierno de monarquía parlamentaria ubicado en la península ibérica, conformado por 17 comunidades autónomas, 50 provincias y 2 ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, situadas en el continente Africano. Comprende además las islas del archipiélago Canario en el Océano Atlántico y las de las Islas Baleares en el Mar Mediterráneo.

escorial Madrid

Ciudad de Ceuta

Monasterio de El Escorial de Madrid, capital de España

Ciudad autónoma de Ceuta, ubicada en el continente africano

Gracias a la herencia cultural, edificada durante el establecimiento de cada una de estas culturas en los pueblos de España, muchos de ellos han recibido de la UNESCO el título de Patrimonio cultural, natural, mixto o inmaterial de la Humanidad; convirtiendo al país en el segundo en conservar la mayor cantidad de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, después de Italia.

51 lugares, que conservan arte rupestre, sitios naturales, folklore, jardines ornamentales y, sobre todo, monumentos; agrupándose muchos de ellos en los cascos antiguos de las trece Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España que son: Ávila, Cáceres, Salamanca, Santiago de Compostela, Segovia, Toledo, Alcalá de Henares, Cuenca, San Cristóbal de la Laguna, Córdoba, Mérida, Tarragona e Ibiza.

escorial Madrid

Ciudad de Ceuta

Catedral de San Cristóbal de La Laguna – en las Islas Canarias

Plaza de Cervantes en la ciudad de Alcalá de Henares

En el centro de España encontramos en la Comunidad de Madrid, a Alcalá de Henares, -cuna de Cervantes Saavedra-, que forjó una de las más importantes Universidades del país y conserva su Barrio histórico del siglo XV; donde se hallan la puerta medieval de Madrid, el teatro Corral de Comedias de 1604, el Castillo de Alcalá la Vieja, la Magistral-Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor y la Complutum romana.

En Castilla La Mancha, está Cuenca, -ciudad fortaleza construida por los moros-, que preserva la primera catedral gótica y ostenta espectaculares casas colgadas en lo alto de la hoz del río Huécar. Está también Toledo, -municipio romano, capital del reino visigodo y sede del poder en el siglo XVI, cuando reinaba Carlos V-, la ciudad de las tres culturas, que albergó a árabes, judíos y cristianos, al mismo tiempo durante siglos; heredando de ellos iglesias, fortalezas, mezquitas y sinagogas, monumentos de entre los que destacan el puente de Alcántara y el Alcázar.

Al suroeste, en la Comunidad de Extremadura, está Cáceres, la Lusitania romana -de casco antiguo medieval – renacentista-, que conserva la Torre Bujaco árabe y atesora el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe; de origen mudéjar, con modificaciones en estilo románico de transición al gótico y una torre renacentista. Y Mérida, -la Emérita Augusta, fundada por Augusto en el año 25-, a la que se le doto de un importante sistema de abastecimiento de agua además de un anfiteatro, teatro y circo romanos.

Más hacia el sur, en la Comunidad Andaluza, se encuentra Córdoba, -que en el siglo XIII vio transformarse su mezquita principal, entre trescientas, en la catedral que hoy conocemos-, conserva el segundo caso histórico más grande de Europa, donde se yerguen fortalezas como la Torre de la Calahorra y el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Pero todavía hay mucho más que ver en España, en sus más de ocho mil pueblos de encanto como en la misma Andalucía, donde se encuentra Granada, una antigua ciudad del siglo IX, ubicada a orillas del río Darro, donde se erigieron el monumental Alhambra, el Generalife y sus jardines, el Albaicín y muchas otras construcciones de estilo árabe, destinadas a palacios y casas de campo para los emires de los siglos XIII y XIV.

Lugares que habiéndose ganado el título de pueblos “de visita obligada” o “los más bonitos” de España, no se pueden dejar de ver: el pueblo medieval de Albarracín, en Teruel, el pueblo de los conquistadores de Trujillo, en Cáceres, la Basílica del Pilar de Zaragoza y Vielha i Mitjaran, en Lérida, cuyo casco histórico, alberga 16 iglesias de origen románico, siendo la más importante la Iglesia parroquial de San Miguel.

A la par de la transformación del hombre en su evolución, también la naturaleza se mudó de traje para pintarse de colores y vestirse de texturas imposibles, que admiramos hoy en lugares como el Parque Nacional de Doñana, ubicado entre Huelva y Sevilla. Conformado por lagunas, marismas, matorrales, monte bajo mediterráneo y dunas fijas y móviles; donde habitan aves acuáticas, algunas en peligro de extinción, como las garzas. Otro claro ejemplo son los Pirineos de Monte Perdido, que comparte con Francia, ubicado en territorio de Huesca y cuya cima alcanza los 3,352 m.s.n.m.

Estos son los pueblos Patrimonio de la Humanidad, que no sólo nos ofrecen deleitar nuestra vista con sus monumentos, sino nuestro gusto con su gastronomía típica, preparada con recetas de orígenes antiguos, combinados con innovaciones que exige la modernidad destacando las de tapas y pinchos; nuestro oído con su música y los cantes; nuestro cuerpo con los bailes, nuestro pensamiento con las tradiciones y nuestro sentimiento con sus fiestas; invitándonos a realizar un sinfín de actividades como senderismo, escalada, baño, submarinismo, deportes en bicicleta, moto, ski, golf, y mucho más. (Ver también rutas de España).

Deja un comentario